martes, 7 de diciembre de 2010

sintonizando a ballard (4): intersección con cronenberg: crash



"[esta película] exalta la moralidad del sátiro, de la ninfómana, del violador, del pedófilo... marca el punto en el que incluso una sociedad liberal debería trazar la línea"

(reseña en Daily Mail, 1996)

.

"Este autor está más allá de cualquier ayuda psiquiátrica. NO PUBLICAR"

(informe de una lectora de cierta editorial británica, 1973)

.

"sex + technology = the future"

(J.G.B.)

.

[Ballard] "Como parte de una calculada prueba para los visitantes, contraté a una chica para que los entrevistase a través de un circuito cerrado de TV. En un principio acordamos que iría desnuda, pero en cuanto vio los coches me dijo que sólo estaba dispuesta a hacerlo en topless (...). La fiesta de inauguración degeneró en una bronca de borrachos y la chica fue casi violada en el asiento trasero de un Pontiac. Los coches se expusieron sin problemas, pero durante el mes que duró la exposición fueron atacados continuamente por los visitantes a la galería, que rompían ventanillas, arrancaban los retrovisores, les echaban pintura blanca encima. La reacción general al experimento, en sí misma un desafío considerable a la mayoría de las nociones de la cordura, me convenció para escribir Crash."

(acerca de una exposición de coches siniestrados realizada en 1969 por Ballard; anotaciones a The atrocity exhibition, Re/Search, 1990)

.

[Cronenberg] "Una de las cosas que más me deslumbraron del libro es que te sugiere hechos que en la superficie son absolutamente repugnantes e imposibles, y, hacia el final, son lo más normal del mundo.  Te das cuenta de que tenías todo eso dentro, y que te ha revelado partes de ti que estaban allí, pero que nunca habías sido capaz de reconocer. Por supuesto, esta es una de las funciones primordiales del arte, y Crash la consiguió conmigo.

Por eso, en la época en que rodaba la película, estas cosas las comprendía. Y no han cambiado desde entonces. Lo que ha cambiado es que la gente me cuenta sus reacciones a la película, cómo salieron del cine y de repente miraban el tráfico de manera completamente diferente, y cómo han cambiado su percepción de su vulnerabilidad al volante, su relación con los coches, la violencia de los coches. Y ese sentimiento que todo el mundo ha tenido, que muy pocas personas reconocerán, de que les encantaría haber chocado contra alguien - sea por rabia, por curiosidad o por algún otro extraño impulso. Siempre reprimido, por supuesto, o casi siempre."

(entrevista en ArtForum, 1997)

"The crash was the only real experience I had been through for years"

.

[Ballard] "Creo que la imagen clave del siglo XX es el hombre en el automóvil. Es la suma de todo: los elementos de velocidad, drama, agresión, la fusión de publicidad y bienes de consumo con el paisaje tecnológico. La sensación de violencia y deseo, poder y energía; la experiencia colectiva de desplazarse juntos a través de un paisaje elaboradamente cifrado (...), la extraña historia de amor con la máquina, con su propia muerte."

(narración para Crash, a short film, 1971)

.


[Cronenberg] "El primer accidente de Ballard [el personaje] puede ser interpretado como una liberación, una verdadera epifanía, la revelación repentina de la fragilidad de su existencia y de su cuerpo. Implica que el cuerpo es en su base un objeto virgen amenazado por una degradación brutal (...). En mi película, los personajes viven una experiencia religiosa y parten en busca de aquellos que también la han tenido, aunque no llegan a comunicarse verdaderamente con ninguno."

(del documental David Cronenberg: i have to make the world be flesh, 1999)

.

[Ballard] "Los seres humanos tienen una capacidad casi ilimitada para absorber lo psicológicamente perverso, porque todo está amortiguado por los medios electrónicos que se interponen entre nosotros y las imágenes. Más cuando hay un proceso en marcha -del que Crash es una parte, creo- que yo llamo la 'normalización de lo psicopático'. Cada vez más conductas que solían parecer aberrantes o perversas son aceptadas como un comportamiento más o menos convencional. Esta normalización de lo psicopático ha desactivado enormes áreas de la perversión sexual -y de la imaginación humana, en general."

(entrevista en ArtForum, 1997)

.

[Cronenberg] "Al referirme a la sexualidad del film diría que es un alien sex. Si el sexo no induce a la reproducción, los órganos sexuales pueden ser reinventados. El personaje de Rosanna Arquette tiene, a consecuencia de un accidente, una cicatriz inmensa en forma de vagina que recorre la parte alta de su muslo. Y el personaje de James Spader la reconoce como tal: se trata de un órgano aún más excitante que una vagina, ya que está asociada a un accidente y a una cierta forma de mutilación y de transformación. Se trata en el fondo de una sexualidad muy humana, pero en una versión inédita, más extraña, sin duda, y que corre el riesgo de expandirse."

(del documental David Cronenberg: i have to make the world be flesh, 1999)

[Ballard] "Crash, por supuesto, no trata de una catástrofe imaginaria, por muy próxima que pueda parecer, sino de un cataclismo pandémico institucionalizado en todas las sociedades industriales, y que provoca cada año miles de muertos y millones de heridos. ¿Es lícito ver en los accidentes de automóvil un siniestro presagio de una boda de pesadilla entre la tecnología y el sexo? ¿La tecnología moderna llegara a proporcionarnos unos instrumentos hasta ahora inconcebibles para que exploremos nuestra propia psicopatología? ¿Estas nuevas fijaciones de nuestra perversidad innata podrán ser de algún modo benéficas? ¿No estamos asistiendo al desarrollo de una tecnología perversa, más poderosa que la razón?"

(prólogo a la edición francesa de Crash, 1974)

.

[Cronenberg] "No pienso que la tecnología nos esté haciendo algo. Quiero decir, tengo muy claro que la tecnología es nosotros. Así que fusionarse con la tecnología -nuestros cuerpos confundidos con el metal- es fusionar nosotros con nosotros, con diferentes aspectos de nosotros. No existe tecnología sin la mente humana. La tecnología es la voluntad humana hecha física -la encarnación de la voluntad y la creatividad humanas. No viene del espacio exterior ni se nos ha impuesto."

(ibidem, 1997)


"maybe the next time"

.


[Ballard] "A lo largo de Crash he tratado el automóvil no sólo como una metáfora sexual sino también como una metáfora total de la vida del hombre en la sociedad contemporánea. En este sentido la novela tiene una intención política completamente separada del contenido sexual, pero aún asi prefiero pensar que Crash es la primera novela pornográfica basada en la tecnología. En cierto sentido la pornografía es la forma narrativa más interesante políticamente, pues muestra cómo nos manipulamos y explotamos los unos a los otros de la manera más compulsiva y despiadada.

Por supuesto, la función última de Crash es admonitoria, una advertencia contra ese dominio de fulgores estridentes, erótico y brutal, que nos hace señas llamándonos cada vez con mayor persuasión desde las orillas del paisaje tecnológico."


(prólogo a la edición francesa de Crash, 1974)

8 comentarios:

Horrach dijo...

Un monumento, 'Crash', tanto el libro como la película. Un monumento a la profundidad (en su faceta más viscosa) de la naturaleza humana. Una mirada penetrante a aquello que no se quiere ver, pero retratado con un tacto y una finura que no está al alcance de facilonas apologías tipo Calixto Bieito.

saludos

Stalker dijo...

Ballard + Massacre

rubén m. dijo...

Horrach,

no puedo estar más de acuerdo. Tanto el libro como la película me han impresionado y me impresionan hasta niveles que alcanzan lo irracional, y por tanto me fuerzan a buscar explicaciones, razonamientos, sistemas de defensa. Esta es una manera humilde de intentar saldar parte de esa deuda.

salud

rubén m. dijo...

Stalker,

me ha encantado tu pequeña ecuación. Ballard plus Massacre, sí... Yoshida Kiju también exploró estos territorios antes, habrá una sintonía secreta entre estas tres mentes? he disfrutado haciendo esta entrada, laboriosa en algunos sentidos, seguro que para ti, aunque no sean santos de tu devoción (creo), será también interesante contraponer la visión del escritor y la del cineasta sobre un mismo material.

abrazos

Stalker dijo...

Rubenovich:

siempre me interesa lo que traes, porque me interesa tu visión de las cosas: tu sutura.

Que la película en sí no me parezca una obra maestra (aunque tenga interés en lo clínico-patológico) es lo de menos.

Es la mirada Rubensiana la que me hace recalar, y degustar, y paladear.

A fin de cuentas la entrada la has hecho tú: el montaje es tuyo. El hilo negro que nos perfora las mentes parte de tus manos de titiritero-cirujano

Valoro mucho estas cosas,

un abrazo, amigo

rubén m. dijo...

Me alegro de que sea así, Stalkerovich. Es una entrada que tenía pendiente desde hacía mucho -más aún que la de Panero, que caerá-, y saber que hay lectores como tú que se internan con curiosidad y valoran esta pequeña labor de cosido, es lo que me impele a continuar. Afortunadamente sobre Ballard y Cronenberg hay tanto material en entrevistas que esta entrada tiene algo de esa creatividad de titiritero que generosamente me atribuyes: al seleccionar los textos, traducirlos en algunos casos y contraponerlos -yuxtapuestos a las imágenes y los pies de foto- me he sentido creando una especie de híbrido cronenbergiano/ballardiano dotado de cierta autonomía. Gracias a vosotros echa a andar.

un gran abrazo

Portinari dijo...

Rubén, llevo siguiendo tus últimas entradas, aunque sin comentarlas, hasta que he llegado aquí y he encontrado la necesidad de darte las gracias, en primer lugar y en concreto, por Usura; en general, por hilar entradas así.

Quería decirte en segundo lugar que, antes de leerme esta entrada -aquí, hasta la siguiente, es donde pongo freno a mi lectura de tus entradas, y doy lugar a los comentarios- quería verme la película por lo menos.
Los componentes a los que das luz aquí me interesan mucho. En cuanto pueda la veré y entonces podré leer con la conciencia tranquila tus hilos -por seguir con la metáfora de Stalker-.

Discúlpame por estar, invisible, y comentarte ahora, diciéndote que no voy a leerme tu entrada aunque tenga muchas ganas.

Tengo que volver a aparecer. Tiempo.

Abrazos Rubén.

rubén m. dijo...

Portanari,

yo también te he echado de menos den mi blog y me he echado de menos a mí mismo en el tuyo y en el mío. Así que te comprendo. Saber que has estado leyendo y mirando en silencio es también placentero; gracias a ti por recoger estos hilos que sin manos como las tuyas vienen a ser nada...

un beso