martes, 27 de octubre de 2009

only when i lose myself



...
Hay miles de motivos
por los que no debería pasar mi tiempo contigo
pero por cada motivo para no estar aquí
puedo pensar en dos
que me mantienen resistiendo
...


¿Tenía que vender mi alma por un placer como éste?
¿Tenía que perder el control para atesorar tu beso?
¿Tenía que poner mi corazón en la palma de tu mano?
¿Antes de que pudiera al menos empezar
a comprender?


Sólo cuando me pierdo a mí mismo en otro
me encuentro a mí mismo







There´s thousand reasons why
I shouldn´t spend my time with you
For every reason not to be here I can think of two
Keep me hanging on
...

Did I need to sell my soul
For pleasure like this
Did I have to lose control
To treasure your kiss
Did I need to place my heart
In the palm of your hand
Before I could even start
To understand

Its only when I lose myself in someone else
That I find myself
I find myself



(Depeche Mode, Only when I lose myself, 1998)


31 comentarios:

rubén m. dijo...

Accidentes de tráfico, parejas de mujeres simétricas, ejecutivos que deliran, un paralítico cerebral con una marioneta... ¿qué más se puede pedir a un videoclip?

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Tratándose de David Gahan todo es posible.

raúl quinto dijo...

qué me dices de los que comparan Depeche con OBK?

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Por favor Raúl. ¿Otra vez? Tendré pesadilla y tú serás el responsable.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

s

Stalker dijo...

Jeje, la verdad es que es tentador comparar a los Depeche con OBK, pero ni siquiera yo soy tan imbécil...

Go on, Rubén, algún día entraré, quizá, en el universo Depeche Mode, sólo tú podrías conseguirlo.

ana dijo...

"¿Tenía que vender mi alma por un placer como éste?
¿Tenía que perder el control para atesorar tu beso?
¿Tenía que poner mi corazón en la palma de tu mano?
¿Antes de que pudiera al menos empezar
a comprender?"

Me detengo en la segunda estrofa, me detengo en esas preguntas para contestar que sí: hay que llegar al límite de uno para llegar al otro, hay que situarse en el borde, o como dice la canción, sólo cuando me pierdo a mi mismo. Aunque se corre el riesgo de no saber encontrar el camino de vuelta.

rubén m. dijo...

Esther,

sí que es verdad que Dave Gahan tiene algún tipo de poder mefistofélico. No deja de asombrarme comparar su físico antes y ahora, cómo es cada vez más atractivo fisicamente -y estamos hablando de un hombre que estuvo clínicamente muerto varios minutos (unos años antes de este vídeo) y que ha superado un cáncer de vejiga. Uno tiende a creer en los pactos con el diablo al verle en movimiento...

besos

rubén m. dijo...

Raúl,

tu comentario tocahuevos no me sorprende, jeje, si bien merece una respuesta. Quienes dicen algo así me merecen todavía menos respeto intelectual (musicalmente hablando) como quienes afirman tranquilamente que Depeche es "un grupo de singles". La comparación sólo denota una total ignorancia. Al margen de gustos personales, y de mi parafilia incluso, es un hecho que DM es un grupo cuya influencia ha afectado a todo el espectro de la música pop, desde la electrónica hasta el metal. Es una de las bandas más versionadas de la historia (probablemente sólo detrás de los Beatles), desde casi todos los géneros -incluso bossanova-. Su evolución va desde ser los pioneros del technopop (etapa en la que se quedarían unos OBK) hasta un rock electrónico cuyo peso en los 90 es incalculable (es impensable un disco como "Mezzanine" de Massive Attack, por ejemplo, sin el influjo de la atmósfera oscura de "Songs of faith and devotion"). Para colmo comparar las letras de Martin Gore con las de OBK es como comparar los aforismos de Lichtenberg con las frases que una niña de 1º de ESO anota en su carpeta -o mejor aún, con una de esas carpetas para adolescentes que se venden con frases previamente anotadas en las pastas...

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

I take pictures,
photographic pictures.

Bright light,

dark room.

Bright light,

dark room

rubén m. dijo...

Stalker,

imagino que poco más alejado de tu sensibilidad musical -en apariencia- que Depeche Mode, pero el hecho de que hayas usado concientemente o no la palabra "universo" me sugiere que algún día, quizá, te pueda atraer... Precisamente para mí la música de esta gente es un pequeño universo donde me siento reflejado anímicamente, siempre encuentro una canción de DM para cada situación. Redescubrir su música cuando ya era capaz de entender sus letras de oídas (en un 92%) ha sido una de las experiencias más extrañas y gozosas de esta década, bajo la apariencia de canciones fácilmente "audibles" -aunque sobre esto también habría que hablar...- encontraba una complejidad emocional expresada de forma asombrosamente directa. Incluso puedo decir que estos temas me han influido en mi forma de concebir y vivir ciertos aspectos de la realidad -la sexualidad, la culpa, los celos...- tanto o más que mis libros y películas favoritos.

"Only when I lose myself" no es musicalmente uno de mis temas favoritos -se nota el intento de hacer una canción comercial, después de la tibia acogida de "Ultra", su disco más infravalorado y uno de los mejores-, aunque la letra me emociona en su honestidad y la interacción entre palabra, música e imágenes me parece muy turbadora en el vídeo.

rubén m. dijo...

Ana,

que des un "sí" a esas preguntas aparentemente retóricas muestra que eres el tipo de persona que me gusta: realista y valiente. Realista en el sentido de estar inmerso en la realidad y comprender el precio de asomarse al otro, valiente por estar dispuesta a correr ese riesgo.

Hoy he leído por casualidad esta frase de Novalis: "La autodestrucción es el auténtico acto filosófico, la génesis real de toda filosofía". Aún sin llegar a ese extremo creo que para acceder al conocimiento -es decir, a la otredad- hay que desintegrarse o al menos, perderse a uno mismo.

abrazos

rubén m. dijo...

"Photographic", Esther... esa canción en directo, a medianoche en Granada, junto a otras, marcó el fin definitivo de mi etapa de estudiante.

Stalker dijo...

Rubén:

es un universo el de Depeche Mode, así lo siento. Y tu entusiasmo ejerce de Maëlstrom sobre mí, me proyecta sobre un vórtice letalmente creativo. Lástima no haber entrado en este grupo hace una década o más, en los primeros estertores de la juventud; aunque nunca es tarde.

Es hermoso eso de invadir y penetrar en el "universo" de un cantante, hasta el punto de predecir no sólo el fraseo, sino la respiración, el gesto. Como si lo hubiera conocido uno desde siempre. Me ha pasado varias veces y con figuras en principio muy distintas (aunque no tanto).

Abrazos

a p n e i c a dijo...

buenas
:)
ya te tengo apuntado y te iré leyendo.
por aquí estamos.


saludos.


(descubrí Depeche Mode a una edad tardía, pero me encantan igualmente).

raúl quinto dijo...

joder, con qué ligereza hablas de OBK, sólo faltaría que ahora echases pestes sobre Viceversa o Locomía`para que tu criterio musical ya fuera para mí igual a cero...

Arturo Borra dijo...

Empecé a escuchar Depeche Mode en el 88 (estaba en la secundaria entonces). Un amigo regresó de EEUU y lo trajo como un hallazgo. Entonces me inclinaba con cierto reduccionismo al rock y lo escuché con desconfianza. Pero esas reticencias se fueron derrumbando. Difícil no hacerlo cuando se es capaz de cantar temas como éste, cuando alguien puede señalar: “Sólo cuando me pierdo a mí mismo en otro me encuentro a mí mismo”. DM tiene destellos musicales y poéticos como ese… Me alegra que los traigas a tu blog.
Va un fuerte abrazo,
Arturo

rubén m. dijo...

Stalker,

el momento en que uno se acerca a determinada música supongo que es muy relevante. En mi caso Leonard Cohen y Depeche Mode han sido mis dos únicas pasiones musicales que se han mantenido constantes desde que era pequeño hasta ahora, aunque con oscilaciones, huidas y regresos. Sería capaz de rellenar este blog con entradas exclusivamente dedicadas a glosar mis canciones predilectas de DM, pero obviamente no voy a hacerlo...

Respecto a DM, recuerdo que conocía los típicos singles que tuvieron tanto éxito a principios de los 90 (I feel you, Personal Jesus...) pero en mi temprana adolescencia saqué de la biblioteca el único disco que había disponible, "101", un directo que reúne su etapa más puramente techno. Por entonces no fui capaz de apreciarlo, salvo un tema, "Behind the wheel", que me dejo helado con su extraña frialdad, esa concisión expresiva (años después supe que el que por entonces era el cerebro de DM a nivel técnico, Alan Wilder, compuso las bases tras una severa dosis de Philip Glass), el hieratismo de la voz del cantante, encontré una cualidad amenazadora que me sorprendió profundamente. Por entonces no sabía ni que "wheel" es "volante" en ese contexto, y no tenía el disco original ni apenas existía internet para buscar la letra, así que no supe de qué hablaba.

(Una contundente versión en directo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=U3i3V3X02iw)

Después cuando volví a escuchar ese tema, pasados unos cuantos años, me asombré al descubrir que entendía todas las frases. Me quedé de piedra. En cierto modo esa canción hablaba de algo profundamente íntimo en mí. Me di cuenta que era un elogio de la pasividad, casi del masoquismo, dentro de una relación sexual: "I hand myself / over on a plate / Now" ("me entrego a mi mismo sobre una bandeja, ahora"), "Come / pull my strings / watch me move" ("ven, maneja mis hilos, mira cómo me muevo"). Pero lo que me impactó fue la violencia de ese "now" y ese "come" en la articulación de la línea vocal, su exigencia fría y rotunda. ¿Cómo es posible que una entrega, una rendición, se exprese como una orden? ¿Como una amenaza, casi?

Ahora pienso en ese detalle y pienso en que el tema habla de la seducción, entendida de una manera que me fascina: entregarse de una manera que resulta ineludible para el otro. Algo así como: te entregaré mi cuerpo, mi deseo, mi mentira, mi inocencia y mis muertes, pero lo haré de tal manera que no te quedará más remedio que aceptarlo, y que seas consciente de que recibir todo eso es un peligro. No es algo que se pueda tomar sin más.

Es un ejemplo de la extraña manera en que me he sentido reflejado en el universo Depeche...

un abrazo

rubén m. dijo...

Apneica,

bienvenida a este lugar, espero que encuentres aquí pequeños destellos que sean de tu interés. Yo también procuraré seguir tu espacio.

besos

rubén m. dijo...

Raúl,

más criminal es lo tuyo que te dejas el dúo de technopop más relevante de la historia de la música española:
PLATÓN.

Temazo: atento a la melena sturm und drang del cantante y su bailecito. http://www.youtube.com/watch?v=-D6mYFG9Ey4

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

No tenéis ni idea, pequeños.

http://www.youtube.com/watch?v=5qrtC7YUt5w

rubén m. dijo...

Arturo,

a los dos nos ha pasado algo así, para mí adolescencia rockera Depeche fueron algo así como la anomalía salvaje dentro de mis gustos, una anomalía que fue creciendo... Aunque una banda como ésta, considerada el paradigma del tecnopop, es capaz de crear el que para mí es el mejor tema de rock clásico, crudo y lineal, de toda la década de los 90 (y lo digo tras meditarlo mucho): "I feel you". En cuanto a las letras es cierto que Martin Gore -sin ser un Cohen o un Waits- saca destellos poéticos y citas pervertidas de la Biblia que demuestran una inteligencia expresiva fuera de lo común. me alegra que tú también lo veas.

un abrazo

rubén m. dijo...

Hostia, Ester.

Qué revelación, me dejas sin palabras.

Te juro que estoy llorando de la risa.

Esther Rodríguez Cabrales dijo...

Tengo más guardados en la manga, pero no me va eso de ser Medea di Carpi.

raúl quinto dijo...

incluso el más pureta tuvo en mente alguna vez una desnuda silueta en forma de la mujer diez... qué letraca los Qun Qun esos, ni Depeche ni hostias... en fin, para celebrar tanta luminaria os dejo este clásico que resume muy bien todo lo que estamos exponiendo

http://www.youtube.com/watch?v=qpaz2sSRlc4

neuronita dijo...

gracias por comentar y más si fué por casualidad...


por cierto algunas cosas en común : Depeche , un ojo , sinapsis , extraño...


te dejo un saludo ! =D

rubén m. dijo...

Raúl,

la rima interna pureta/silueta es una cima, no hay parangón en la historia de la lírica española, ¡qué coño! de la retórica universal.

Tu pasado punkarra tenía que aflorar por algún lado, aunque estoy seguro de que si te regalasen un litro de laca para tu cumpleaños no te dejarías cresta, sino un desafiante flequillo como el del cantante de Qun Qun. Con eso y tu Casio PT100, podrás hacer movimientos pélvicos que volverían locas a las mujeres.

A ver si Esther nos castiga con otra muestra de sinti-pop ibérico, espero con terror religioso otro asalto audiovisual...

rubén m. dijo...

Neuronita,

de las casualidades surgen las más inesperadas sinapsis. Lástima que no se vea tu ojo en los comentarios que dejas, seríamos una pareja de ojos asimétricos ;) Bienvenida por aquí, espero que te asomes de vez en cuando y que tengamos una célula más para este cerebro mutante.

besos

Pucelle aux Petites Manches dijo...

Estupenda entrada. La disfruté mucho.
¡Saludos!

rubén m. dijo...

Martha, me alegro mucho de que te haya gustado, gracias a ti por asomarte.

un beso!

juanpefakul dijo...

Preciosa canción/poema de Dave Gahan... gracias por compartirla.

Saludos,
Juanpe