jueves, 16 de abril de 2009

un salmo de Anne Clark


"No necesito vuestro dios. No necesito vuestro eterno, paterno dios. No necesito vuestro tranquilizadoramente protector dios con perspectiva sobre el bien y el mal. No necesito que ningún importado, deformado, hipertrofiado, actualizado santo soberano salve vuestra alma. Ningún anestesiante dios opiáceo. No necesito al dios de todas las criaturas que en la Tierra moran seréis buenas o iréis al infierno. No necesito al dios de hare krishna, hare krishna, ave maría, ave maría. Ningún yen para el zen, Baghavad-Gita o gurús, ningún dios de mormones, metodistas, adventistas del séptimo día, ningún absoluto más allá de refutación, ningún reverente preferente dios judeo-mesiánico. Ni biblias, ni mahayanas, ni dioses de instantáneo dharma. No necesito ningún suicidio espiritual o dios de la lobotomía pre-frontal. Ningún estoico, asexuado, antiséptico dios. Ningún crucifijo de neón. Ni cruzadas ni burkas ni cábalas. Ni camellos, ni agujas, ni decretos papales, ni iconos de venta por correo del Corán o de Mandala, o Meha Baba. Ni imanes ni ayatolás. Ni sharia. Ni opus dei. Ni dianética. Ni tarot ni rosario. Ni devadasi. Ni inmortales invisibles dioses de única sabiduría. No necesito ningún televisado circuncidado incesante incandescente dios. No necesito vuestro dios. Necesito seres humanos. El latido de los campos. La tierra y las estrellas. Necesito algún tipo de amor. Te necesito.

Anne Clark, "Psalm" (The Smallest Acts of Kindness, 2008)

18 comentarios:

rubén martín dijo...

Un posible antídoto para la resaca semanasantera. Escuchad la canción en la radio del blog, no os arrepentiréis.

raúl quinto dijo...

ésa anne clark... creo que en este blog voy a ir encontrando cosas muy sugerentes, para empezar ya comienzas desterrando toda clase de divinidad. ni dios ni falo...

rubén martín dijo...

Es que la Anne es mucha Clark. ésta es de su último disco, que es de lo mejor que ha hecho en años, muy recomendable; aunque sus obras maestras son de los primeros 80, "Changing places" y "Joined up writing", son clásicos de la electrónica y el spoken-word con algunas de los textos más oscuros y demoledores de la década. Allí están por ejemplo "Sleeper in Metropolis", "Self destruct" o "Poem for a nuclear romance" que son piezas que de alguna forma han influido mucho en mí.

Maga Despistada dijo...

Un gustazo, Rubén. Veo que hablamos el mismo idioma. Así que dame un abrazo, tío. Siempre da gusto encontrar gente de la tribu ;)

rubén martín dijo...

El placer es todo mío, Maga. Somos muchos aunque aislados. Venga ese abrazo :)

María S. dijo...

Pone los pelos de punta.

Bienvenido a la blogosfera :)

ana dijo...

aunque la música de la canción no ha terminado de convencerme, no ha sido así con el texto, con la letra. ese "necesito humanos", me ha llegado, y ha llegado hondo. es exactamente el problema de la cultura, del hombre.

probaré algunos de esos discos que citas, a ver que tal.

un beso.

rubén martín dijo...

Me alegro de que os haya llegado, María y Ana. Anne Clark es más una poetisa/performancer que una creadora de música al uso, muchas veces sus canciones son acompañamientos al texto más o menos afortunados,aunque en sus discos de los primeros 80 sí hizo una aportación muy relevante, según los entendidos en la música electrónica popular.

Besos y gracias a vosotras por tan cálida bienvenida.

Stalker dijo...

El texto es de impacto. Como música es poca cosa. Quizá Anne Clark debería publicar libros en lugar de hacer discos... A ver si busco esos cds de los ochenta.

Salud

Anónimo dijo...

Gracias, Rubén. Me ha emocionado el final. Es conmovedora la forma en que Anne Clark expresa su necesidad del prójimo, de ‘algún tipo de amor’ (¿quién no se reconoce en su deseo herido e hiriente?). También me parece interesante que no incluya en su lista a Buda y Cristo. ¿Te parece del todo coherente con el resto?

A mí la canción, además de conmoverme, me ha recordado la famosa frase de Agustín de Hipona (otro ‘ser humano’ que vivió con plenitud; Anne seguramente la aprobaría): Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos. Desde luego, para eso no hacen falta dioses o filosofías, aunque a algunos les pueden ayudar a encontrar ese camino (¿por qué impedírselo?).

Yo diría, aunque parezca una perogrullada, que no habría que abolir dioses y filosofías sino su mal uso – cuyas consecuencias enumera Anne aquí con absoluta precisión. Por cierto, para acabar de ‘mojarme’ en el asunto: creo que el ateismo de garrafón puede ser tan embrutecedor y negativo como el deísmo fanático (por desgracia, no todos los que se dicen ateos y/o descreídos tienen la sensibilidad de una Anne Clark).

Un abrazo, Anne, desde ‘el latido de los campos, la tierra y las estrellas’. Un abrazo, Rubén, Raúl y los demás. Dr. Muskrun

rubén martín dijo...

Stalker, creo que esos discos pueden ser de tu interés, si no por su música, que por lo que sé de tus gustos quizá no te llegue, sí por sus textos que expresan la alienación urbana con una gran precisión y emotividad.

Dr Muskrum, qué sorpresa y qué alegría leerte de nuevo. precisamente fuiste tú quien me descubriste a Anne Clark ¿recuerdas?, y esa cinta de casette fue una gran inspiración tanto para algunos de mis poemas como para abrirme más al mundo de la electrónica de los 80.

Como bien dices, la visión de Anne no es la de un ateísmo radical sino la de una persona que busca la espiritualidad y la unión (religión viene de "religere", volver a unir, ¿no es eso lo que necesita al final con ese "I need human beings"?) por caminos no trillados, sin dogmas. Acerca de este tema ella escribió en su web, "religion is not spirituality, spirituality is not politics". Lo que rechaza quizá es el dogmatismo y llos gestos vacíos nacidos del miedo, lo que llama "hare Krishna hare Krishna heil Mary heil Mary god", con genial elocuencia. La alusión a María y a ciertas sectas alude al cristianismo, aunque como dices Buda parece haberse quedado fuera. ¿Será casual?

Muy hermosa la frase de Agustín de Hipona. Sus libros son una de mis muchas asignaturas pendientes, una profesora mía de latín y griego(atea) decía que sus Confesiones es uno de los libros más hermosos jamás escritos. Un gran abrazo, amigo.

raúl quinto dijo...

dr.muskrum!!

Anónimo dijo...

Hola otra vez, Rubén. Claro que lo recuerdo, y eso también me emocionó. Me expresé mal: lo que me llamaba la atención es que junto a la crítica feroz a las doctrinas sagradas, signos, rituales y textos (también budistas [zen, mahayana, dharma, mandala] y cristianos [crucifijo de neón, etc.]), no citaba a los propios ‘fundadores’ (Buda, Cristo, o Mahoma). Luego comprendí que encaja perfectamente en su apuesta por los ‘seres humanos’ frente a dioses y doctrinas. Y qué hermosa honestidad al pedir (y, por tanto, ofrecer) sólo ‘algún tipo de amor’.

La canción en sí parece ir sumiéndonos en un trance con sus repeticiones tántricas de teclado y percusión en crescendo calculado, y una voz que se va aproximando a una queja, primero comprensiva y luego airada, mientras en las pausas el violín nos sonda dolorosamente el corazón. Ese minimalismo sonoro me recuerda mucho a un disco que tuve de Dead Can Dance, con una atmósfera parecida. Ah, en youtube hay un vídeo de esta canción en directo, y aunque la calidad es regular, se comprende bastante bien qué quiere conseguir la Clark.

Ya no sé cuantas veces la he oído. Gracias, Rubén. Tengo junto a mí una deliciosa botella de hierbas ibicencas, y te guardaré un trago. Dr. Muskrum

María S. dijo...

Creo que este es el mejor lugar para comentarlo -estarás de acuerdo conmigo, Rubén-:
un minuto de silencio por Ballard, muerto ayer 19 de abril, o mejor un par de copas...

http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/J/G/Ballard/escritor/gran/visionario/moderno/elpepinec/20090420elpepinec_1/Tes

rubén martín dijo...

Joder. Envuelto en disfrutar del fin de semana ni me había enterado de lo de Ballard. Sabía que estaba gravemente enfermo, pero no me imaginaba que nos iba a dejar huérfanos tan pronto. No dudes de que se le recordará cumplidamente, y por extenso, en este blog.

Dr.Muskrum, yo también estuve meditando sobre el tema y es cierto que el texto de A.C. no menciona a los profetas, sino a sus sectas, símbolos y rituales. Es muy significativo y a su modo un signo de respeto hondo hacia los hombres de carne y hueso que fueron, como dices.

Dead Can Dance es otro de mis iconos de los 80, algún tema caerá por aquí en un futuro. Sus letras también suelen ser excelentes. Me alegro mucho de que te haya gustado este "Psalm", y te tomo la palabra con esas misteriosas hierbas de Ibiza. Salud!

Venteadero dijo...

Disculpadme por intervenir sin ser miembro de este foro, pero parece que compartimos gustos musicales y leyendo los comenterios que haceis acerca del tema Psalm de AC, he de comentar por si no os habeis fijado en que ellano dice para nada que "No necesite a dios"... lo que dice es que "No necesita a TU dios". Ese "TU" es lo importante, es lo que marca la diferencia entre iglesia y religion y entre esta ultima y fe. Lo que ella necesita no es otra cosa que fe en el mundo y lo que contiene. En eso estoy plenamente con ella.
El siguiente tema del disco esta dedicado a la muerte de su madre a la que recuerda con melancolia y rabia por no habela "vivido tanto como merecia... y es que ese es el dios de todos, supongo.

Saludos

juanpefakul dijo...

Me encanta encontrar a alguien a quien le guste Anne Clark :-)
Y me encanta esta canción, Rubén. Muchísimo! Del último CD es una de mis favoritas, más que por la música (que también) por la letra, que es espectacular.
Tuve la suerte de verla en Madrid, en la Sala Arena cuando vino a presentar el nuevo album... espectacular, impresionante... y con esta canción me emocioné...

Gracias por el blog, Rubén.
Saludos desde Madrid,
Juanpe

Anónimo dijo...

curiosa cancion nostante Dios se hizo humano precisamente para eso