martes, 27 de abril de 2010

un año de extrañamiento y más cosillas

.

Hay muchas formas de medir el tiempo y algunas de ellas tienen poco que ver con el calendario que va de enero a diciembre: el Curso Escolar, el Año Xacobeo, el Año Depechero... Este mes se ha cumplido un año de un cuerpo extraño. De un abril a otro he vivido experiencias que han cambiado sustancialmente mi forma de vida, un período de cambios violentos del que este blog ha sido testigo casi hermético. Quería daros las gracias por compartir conmigo mis inquietudes, tanto a los habituales que me alegran con sus comentarios como a los lectores que asisten en silencio o me envían sus impresiones por correo electrónico. Gracias a este pequeño espacio he conocido a personas que ya considero parte de mí.

Por otra parte esta semana tengo dos citas literarias en Granada, en el mítico café La Tertulia que también está de aniversario -30 años no es nada-: el miércoles 28 a las 21:00 presento Poemas a la muerte de Emily Dickinson y el jueves 29 a la misma hora recordaremos viejos tiempos con los amigos que compartíamos mesa, cerveza, poemas y tiradas de dados hace ya casi una década: Daniel Rodríguez Moya, Raúl Quinto, Andrea Perciaccante, un servidor... Espero que quien pueda aparezca por allí.

Os dejo con Scott Walker, que no es muy alegre pero expresa algo de esta extrañeza compartida. Un abrazo a todos.

17 comentarios:

Maria dijo...

^^ yo he llegado tarde, pero he llegado.

Es una pena que no pueda ir esta semana por Granada, y pegarte un achuchón.


(Yo mido los años en curso escolares, aunque, en el caso del título del libro, es el año según el almanaque, ni más ni menos, cosas del directo.)

Besosbesosbesos
y
feliz aniversario ^^

ana dijo...

A mí cada vez me cuesta más contar años, sólo a veces, me quedo mirando al gato y digo "coño, que Rilke va a cumplir cuatro años, si no hace ná que era un gatico minúsculo, un bichito asustadizo y tiñoso". Pero no es el tiempo lo que hace una vida, sino los acontecimientos que nos suceden, así yo no diría ha pasado un año, sino ha pasado Paul Celan y un día en el bosque en Asturias, ha pasado este texto que he escrito y ha pasado esta persona que conocí y con la que tuve una conversación extraña y certera. Aunque en muchas ocasiones, si no fuera por los aniversarios, no haríamos recuento de lo sucedido, lo llevaríamos dentro pero sin tasación, y la tasación a veces nos sirve para descifrarnos más. En mayo creo que hago dos años con blogger. En julio el gatito Rilke cumple cuatro años.

Bestial el final de la canción que has escogido. Qué manera de extender la voz en el aire y hacer vibrar la solidez. Dónde puedo conseguir discos de este hombre. La mula no me muestra nada.

Mañana no sé si podré ir a la presentación de Emily porque tengo un compromiso en el piso que había olvidado pero que ayer por la noche mis compañeros me recordaron. Si finalmente no puedo ir, nos vemos sí o sí el jueves, aunque arda la Chana.

Un abrazo

rubén m. dijo...

María,

sí que es una pena que no puedas venir y que no pueda yo ir a Córdoba a asistir al nacimiento de tu criatura, me encanta tu ciudad y ya me va apeteciendo un fin de semana diferente... Pero espero que pronto haya ocasión de vernos ;)

besos y gracias

rubén m. dijo...

Ana,

a mí me pasa algo parecido, las nocheviejas últimas me he agobiado ante la falta de claridad de los recuerdos del año completo; por eso es mejor encontrar parcelas temporales alternativas, ya sea la edad de tu gato (parece más mayor), el aniversario de una hospitalización, la gira de Depeche Mode o el año de este blog. Recuerdo perfectamente la mesa y la luz, la tarde en que empecé a hurgar en Blogger desde mi cuartel de guerra en cierta ciudad jienense; y siento que ese fue el comienzo de una serie de transformaciones, quizá por casualidad, quizá por otras cosas. El disco de Scott Walker en que está este tema es "The Drift" de 2006, y es tan bueno que aunque no se hubiera publicado más que basura musical en toda la pasada década bastaría para redimirla. Algo demoledor, apocalíptico. Si pones el nombre del cd y "megaupload" en google seguro que encuentras una descarga directa.

La frase final a la que te refieres dice, si no me falla el oído: i´m the only one left alive, soy el único que queda vivo. Eso también tiene que ver con ciertas sensaciones de este año.

Espero que te decidas finalmente a venir a Dickinson -desde que supe que hay partido de fútbol temo que no venga ni el Tato (literalmente, jaja)-, pero si no te veré allí el jueves, a ver si animamos el cotarro.

un abrazo

Stalker dijo...

Seguimos aquí, Rubén. Lástima no poder ir a por las presentaciones.

Ana, tengo "todo" Scott Walker. Te paso algo la próxima vez que te vea, en el Sur, espero.

salud

Bashevis dijo...

El bueno de Walker es una buena manera de celebrar el primer aniversario del extrañamiento!

Como dice Stalky, seguimos aquí. Espero que el furbol no eclipse el cotarro...

Salud!

Vertigen dijo...

Me resulta curioso que suela tener bastante en mente los aniversarios en general, pero hace muuuchos años que no celebro el de mi nacimiento, seguro que significa algo. Enhorabuena por el tuyo, y allí estaré esta noche en la Tertulia. Sobre todo asumiendo que mañana no habrá Hannigan, ¿no?

Ah, por mi parte mi gato cumplió 15 años el pasado marzo.

Un abrazo.

ana dijo...

Rubén,

mi especie de cita con mis compañeros de piso está relacionada con el fútbol y sobre todo con el hecho de que ya es casi seguro que este verano cambie de ciudad tras seis años habitando Granada, cuatro de los cuales los he pasado en el piso que ahora estoy. Estaba convencida de que la cita era el martes en lugar del miércoles, pero ya vi que no, ayer era el bayern-lyon, no el barca...

Penetrante la voz de Walker. Resulta que en la amplia colección de música que tengo -bueno, que mi pareja y yo tenemos- estaba el Drift de Walker, además de otro disco llamado Tilt. Aunque si Stalker me pasa la discografía cuando pase por el sur estaré encantada de oír el recorrido de esta voz que, por lo menos en el drift, cala hasta los huesos.

Por cierto, Stalker, espero que sea pronto cuando vengas por aquí, no por Walker, sino porque me apetecerá mucho verte :)

Abrazo fuerte para los dos.

raúl quinto dijo...

mañana nos vemos y lo celebraremos como se merece, amigo.

Arturo Borra dijo...

Bueno querido Rubén, por mi parte felicitarte por estar por estos lados y haber hecho posible que cada tanto uno se pase por aquí y encuentre material valioso y calidez humana.
Ultimamente mis apariciones son pausadas e intermitentes, pero no por ello dejo de pasarme por aquí y disfrutar con lo que compartís.
Va un abrazo fuerte y mucha suerte en tus encuentros,
Arturo

adolfo dijo...

hola Ruben, soy adolfo.

Al entrar hace ya tiempo y casi por sorpresa, pense bah la tipica pagina de escritor, pero hete aqui que me fui quitando eso de mi sesera y me parece que aunque su tono siniestro y pesimista me echo para atras despues de haber leido algunas entradas comprendi a este pesimista razonable y razonado que eres tu. entre tu y el vertiginoso de Raul con el inafable stalker habies combiado mi form de ver lo poetico y la vida en general. ruben tu libro es una obra maestra. es redondo.te quiero y aqui seguire escribe pronto besos adolfo

Anónimo dijo...

Me lo he pasado genial...será esta la felicidad????encontrarse cada 8 años en los lugares donde se cuecen las amistades???a saber....

Portinari dijo...

Pum!

Las onomatopeyas, serán, mi forma más sincera de celebrarlo.
Salen los colores de la piñata.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Tu casa es un mundo y en tu cabeza hay varios, anudados, espléndidos.

De tu cabeza hay un camino directo a tu corazón, por eso vuelvo (mientras sopla viento la boca de nuestra Patti Smith). Para aprender, también.

Te abrazo fuerte.

rubén m. dijo...

Perdonad mi tardanza en responder, pero no me gusta hacerlo de prisa y corriendo, y últimamente el tiempo y el ánimo me han impelido a limitar mi presencia internáutica a comentar chorradas en facebook (que es muy relajante). Los dos eventos fueron sobre ruedas, con una sorprendente presencia de gente a pesar del fútbol y otras Erinias: la presentación de Dickinson gustó mucho, me sentí muy cómodo a pesar de la luz de los focos que me dio dolor de cabeza, y me encantó trasmitir mi entusiasmo por la autora y los misterios que la rodean. Lo del jueves fue estupendo, sorprendentemente honesto y divertido.


Stalker,
me alegra ver que stás en la brecha. Ojalá pudiera dar un salto a BCN y organizar allí alguna presentación, cualquier excusa es buena para reparar mi depechera ausencia de contacto de la última vez...

Bashevis,
por suerte el fútbol no pudo del todo con Emily, no pudieron asistir muchos de los que esperaba pero sí hubo nuevas incorporaciones e inesperados parroquianos, el bar estuvo lleno!

Vertigen,
gracias por asistir, creo que no estuvo mal del todo... hasta se me echó en cara que fue corto ;) jajaja

Raúl,
creo que podemos estar contentos con la celebración del jueves, no me equivoco si digo que para los integrantes de esa mesa, al menos, fue muy emocionante...

Arturo,
a mí me está pasando igual que a ti, estoy como los ojos del Guadiana. Se agradece tu felicitación, querido amigo.

Adolfo,
me emocionan tus palabras y que te haya llegado tanto mi pequeño libro. Lo del tono "siniestro" de este blog es algo que me han comentado más de una vez, a mí no me lo parece, quizá mi sentido del humor es demasiado oscurillo, pero con lo del pesimismo razonable y razonado me gusta :)

Anónimo,
¿me quedaré con la intriga de saber quién eres...? Supongo que uno de los integrantes de la mesa. Me alegro de que fuera también especial para ti.

Porinari,
gasp. ¡crash! bum. Mumble mumble ;D

Mariel,
al igual que Ana, Stalker y tantos más (la mayoría se han asomado a esta entrada), tú eres uno de los maravillosos regalos que me ha traído crear este blog. Yo también me asomo a tu cabeza y aprendo y disfruto.


un enorme abrazo a todos

Stalker dijo...

Rubén:

eso está hecho, hay que sentarse un rato a conversar, si vienes te llevaré a un par de sitios (nada de baretos ni salas de conciertos, desolé!): más bien rincones-Stalker (aunque intenté llevar a Raúl a uno de ellos y estaba cerrado, je).

"Un cuerpo extraño" como enclave siniestro... Lo curioso es que cuando te conocí también esperaba encontrar una mirada torva, abismada, y no, como te señalé, a un afable angelito de Rubens, risueño, rubicundo y orlado de manzanesco rubor...

Y es que la realidad simpre opera cierta corrección sobre la imagen que proyectamos en lo virtual (tu esperabas encontrar a un predicador delirante y encontraste a alguien más bien inofensivo, ¿no?).

Ana en cambio me parece exactamente igual a como la percibo en los blogs. Una continuidad extraordinaria entre la persona y su "proyección fantasmática". Pero es que Ana es Ana, claro.

:)

Salute

rubén m. dijo...

Stalker,

me encantará conocer esos rincones tuyos :) No sé si es como dices o al revés, que la imagen virtual opera una corrección sobre la realidad: sacamos lo que socialmente no logramos mostrar. Ten en cuenta que ver a Leonard Cohen vuelve rubicundo y angelical a cualquiera, jeje. No sé si me esperaba un predicador loco o un nietzcheano portador de martillo, pero como te dije me tope en cambio con un amable, cordial y sonriente Stalker con cierto aura de músico feliz, como un intérprete de Bach satisfecho de estar ante el teclado... Es cierto que la Ana virtual se parece mucho a la real, aunque sea ésta más silenciosa y adentrada si cabe.

salud!