miércoles, 23 de diciembre de 2009

and death shall have no dominion





Y la muerte no tendrá señorío.
Desnudos hombres muertos se harán uno
con el hombre bajo el viento y la luna occidental;
cuando sus huesos se descarnen y después desaparezcan,
habrá estrellas en sus codos y sus pies;
por más que enloquezcan conservarán cordura,
por más que se aneguen habrán de resurgir;
por más que se pierdan los amantes el amor no lo hará;
y no tendrá la muerte señorío.


Y no tendrá la muerte señorío.
Bajo los remolinos del mar
los caídos hace tiempo no morirán girando;
retorcidos en el potro cuando se rinden los tendones,
amarrados a sus ruedas, aún así resistirán;
la fe se partirá en dos entre sus manos,
y maldades de unicornio habrán de atravesarlos;
al escindirse por completo dejarán de crujir;
y no tendrá la muerte señorío.


Y no tendrá la muerte señorío.
Puede que nunca más en sus oídos el grito de gaviotas
ni el fragor de las olas en la orilla;
donde brotó una flor puede que nunca haya una flor
que alce su cabeza a los empujes de la lluvia;
por más que estén locos e inertes como clavos
sus cabezas martillean contra las margaritas;
irrumpen en el sol hasta que el sol revienta,
y la muerte no tendrá señorío.

And death shall have no dominion.
Dead mean naked they shall be one
With the man in the wind and the west moon;
When their bones are picked clean and the clean bones gone,
They shall have stars at elbow and foot;
Though they go mad they shall be sane,
Though they sink through the sea they shall rise again;
Though lovers be lost love shall not;
And death shall have no dominion.
And death shall have no dominion.
Under the windings of the sea
They lying long shall not die windily;
Twisting on racks when sinews give way,
Strapped to a wheel, yet they shall not break;
Faith in their hands shall snap in two,
And the unicorn evils run them through;
Split all ends up they shan't crack;
And death shall have no dominion.
And death shall have no dominion.
No more may gulls cry at their ears
Or waves break loud on the seashores;
Where blew a flower may a flower no more
Lift its head to the blows of the rain;
Though they be mad and dead as nails,
Heads of the characters hammer through daisies;
Break in the sun till the sun breaks down,
And death shall have no dominion.



("And death shall have no dominion", Dylan Thomas; trad: R.M.)


30 comentarios:

rubén m. dijo...

http://www.goear.com/listen/b528b01/and-death-shall-have-no-dominion-thomas-dylan

Stalker dijo...

Ya sé que no tiene que ver, pero este poema me retumba en los oídos como un himno fascista: una imprecación admonitoria, omnipresente, avasalladora... Me ha dado un escalofrío cómo confía este poeta en las palabras, con qué fe ciega las apila... Y qué penosos me resultan los poetas que construyen con las mayúsculas de antaño. Dan ganas de derribarlas, esas mayúsculas...

Por mi parte, espero que la muerte no sólo tenga un señorío completo sobre los hombres, sino que borre para siempre su infausta memoria de la tierra. Más que la muerte, merecemos un olvido definitivo y total, y éste sí lo clausuraría con el sello del Gran Vacío, para siempre...

Pasearse por aquí es una convulsión garantizada. Gracias...

Portinari dijo...

Se respira abnegación en el poema. Doble negación de lo ienvitable, que se afirma.

Ese cuadro me encanta.

Jairo dijo...

Uno de los poemas esenciales. Muy bien la traducción, enhorabuena.

Vertigen dijo...

Y a todo esto yo me paso por aquí y digo "felices fiestas"

raúl quinto dijo...

y llegaron los clásicos anglosajones con sus retintineos machacones a colarse en el cuerpo extraño re rubén... el poema me gusta, y no creo recordar nada más de Dylan que me llegara tanto, en el fondo siempre he pensado que era unn poeta bastante desfasado, aunque claro, seguramente el lector desfasado seré yo.


abrazos.

rubén m. dijo...

Stalker,

que digas que este sitio te trae una "convulsión garantizada" es uno de los mejores reconocimientos que se me ocurren, así que gracias a ti.

También, claro, cuando esa convulsión es producto del rechazo, me encantan estas disensiones y además tus palabras expresan algo que me ocurre con la poesía de Dylan Thomas: a mí también me agobia esa acumulación, esa fe ciega, que en el caso de este poema concreto me produce emoción (esa ceguera y esa sobreintensidad aquí sí consiguen sacudirme), pero en casi todo el resto hacen que lo perciba como un post-romántico en el sentido del romanticismo más declamatorio y menos entrañado.

Al leer anteayer tu diatriba a favor del señorío de la muerte, pensé en escribir una contradiatriba a favor de la dignidad humana. Pero en el día de nochebuena tuve que escuchar de cabo a rabo, por imperativo familiar, el último de Joaquín Sabina (la otra opción era arrojarme del coche en marcha: debí haber sido más valiente) y durante la cena una sesión de villancicos pseudogitanoides cortesía de Canal Sur; después de ello sólo puedo darte la razón y pedirle a la muerte el 5 de enero que comience su arduo trabajo por las provincias de Jaén y Sevilla, y que deje el barrio granadino de la Chana para el postre, así pueda yo apreciar el espectáculo.

rubén m. dijo...

Portinari,

a mí también me encanta Kokoschka y éste cuadro en concreto. No te miento si te digo que al buscarlo he recordado tu blog y he pensado: este cuadro es muy Portinari, seguro que le gusta. Por cierto, se dice que este pintor fue el que "se quedó" con la plaza de la escuela de bellas artes a la que aspiraba un tal Adolf Hitler. A ver si Raúl, que habrá visto kokoschkas en vivo en Viena y que sabe un poquillo más de Historia que yo, nos matiza la veracidad de la anécdota.

El poema respira abnegación... es una forma arraigada de decirlo, también tú das palabras a las confusas impresiones que me quedan tras leer y traduicir el texto.

rubén m. dijo...

Jairo,

me alegro de verte por aquí, supongo que eres el Jairo de toda la vida; tanto si es así como si no, ¡bienvenido!

De este poema hay traducciones más que dignas pero quería introducirme en él y ver cómo podría reproducir ciertos matices que están en el original, sobre todo en el aspecto de énfasis y sonido. Hice lo que pude, me alegra que te haya gustado.

rubén m. dijo...

Vertigen,

felices fiestas a ti también, aunque para mí de esta navidad sólo me guste la nómina, las vacaciones, el turrón del duro y el alumbrado de las calles (que no es poco, pero...). En este año que va a comenzar me gustaría invitarte a unas cervezas, si te parece bien, hace demasiado que no nos vemos y con pocas personas puedo hablar de música a ciertos niveles. Disfruta...

rubén m. dijo...

Raúl,

si tu gusto está desfasado también el de Stalker y en parte el mío, así que no te preocupes. Para mí D.T. bebe de esa tradición romántica a lo Shelley que prima el sonido y la sugerencia por delante del significado, así que lo de los tintineos machacones es bastante acertado.

De hecho para traducir el poema me di cuenta que la mejor solución, aunque contraria a mi propio modo de escribir, era acumular sin ton ni son aliteraciones e intensificaciones, como quien engorda el hígado de un pato, para intentar imitar la vehemencia sonora del original.

Este poema pese a esos excesos (o gracias a ellos) me emociona, insisto, tiene para mí algo que los justifica y expande, me alegro que a ti también te llegue. Mi favorito de Thomas es "Do not go gently into that good night", que es algo más comedido pero también desgarra, y más.

abrazos a todos

Vertigen dijo...

Pues no voy a oponerme a esas cervezas en modo alguno, que siempre serán bienvenidas, y más si la compañía es grata. Tienes mi móvil, ¿no?

Y Mekanik Disorder en Almería el 3 de enero...

rubén m. dijo...

Hombreeee! eso son palabras mayores, ahí estaremos, precisamente ayer estuvimos planificando un poco lo de Mekanik Disorder. ¿Vienes tú también? hay que formar un frente granadino...

Vertigen dijo...

Pues no sé, porque no tengo medio de transporte, pero a ver si me organizo con alguien, que todavía no he visto al pérfido líder de los MD desde que tiró pa Talavera...

Sara Castelar Lorca dijo...

Sobre la idea de la muerte sigue girando el verso. Sobrepasar sus límites, ganar a su implacable victoria, un terreno donde la poesía sí puede entrar junto a pocas cosas más. La traducción me parece genial, Rubén, un trabajo muy necesario, Dylan lo merece sin duda, aunque yo no tenga un conocimiento muy profundo de su obra me atrae y me moviliza a entrar más en él, el tiempo es el gran enemigo al que hacemos frente en estos días, y yo especialmente.

Un abrazo hasta mi tierra.

La paciente nº 24 dijo...

Dylan siempre fue violento con el idioma, casi lo inducía al suicidio, aunque siempre de la soga de Verlaine. Efectista, lo cual nunca estuvo al margen de sí mismo, no sé…creo que me gustaron más sus últimas palabras que sus poemas. Aunque fue muy de mi adolescencia, y ya se sabe, adolescencia viene de “adolecer”.

La traducción impecable, pero eso es un dejà vu.

La paciente nº 24 dijo...

¿Sabes que me recuerda a Iggy Pop? No me preguntes por qué...

rubén m. dijo...

Sara,

no sé si el verso y el poema pueden vencer a la muerte, pero sí creo que pueden abrir fisuras en la roca de lo inevitable, grietas por las que asomar y agujeros de gusano que dejan entrever otras posibilidades. Gracias por tu mirada benévola a la traducción y por pasarte por aquí, bienvenida a este cuerpo extraño.

un abrazo desde tu tierra, paisana :)

rubén m. dijo...

Paciente,

esa violencia hacia el lenguaje está ahí, aunque quizá es una violencia algo impotente y quizá por eso Dylan Thomas no nos termina de fascinar. Leí su poesía después de la adolescencia (Verlaine sí ocupaba un sitio en mi altar por entonces, aunque en el fondo me gustaba más su vida que sus poemas) y también por eso la atracción del personaje no llegó a nublar mi percepción, aunque si escucho su voz recitando este poema siento que esa vida destructiva se encarna en la letra y viceversa. Me satisface mucho que te llegue la traducción, y no te preguntaré por qué te recueda a Iggy Pop ya que me has advertido que no lo haga, y no quisiera provocar la ira psicótica de la Octava Planta de Psiquiatría, pero... quizás la ebriedad, la inclinación al delirio?

besos

ana dijo...

"Al leer anteayer tu diatriba a favor del señorío de la muerte, pensé en escribir una contradiatriba a favor de la dignidad humana. Pero en el día de nochebuena tuve que escuchar de cabo a rabo, por imperativo familiar, el último de Joaquín Sabina (la otra opción era arrojarme del coche en marcha: debí haber sido más valiente) y durante la cena una sesión de villancicos pseudogitanoides cortesía de Canal Sur; después de ello sólo puedo darte la razón y pedirle a la muerte el 5 de enero que comience su arduo trabajo por las provincias de Jaén y Sevilla, y que deje el barrio granadino de la Chana para el postre, así pueda yo apreciar el espectáculo."

Joder, cómo te entiendo, digamos que hace una semana y media yo también habría escrito a favor de los hombres -tenía un cuerpo junto a mí, lluvia y autenticidiad, que más quería- pero mis experimencias navideñas también me hacen cambiar de opinión, así que ahí estaremos los dos en la chana contemplando el espectáculo.

MBI dijo...

No
No
Y
No

El silencio

sin eco

no existe.

Tengo ese

eco tuyo

en mi teclado.

MBI dijo...

El silencio
sin eco
no existe.

Guardo tu eco

en mi teclado.

adolfo dijo...

esto es un oema con mayusculas,gracias por este trallazo ruben

rubén m. dijo...

Ana,

debes tener paciencia porque pronto estarás de nuevo con esa lluvia y ese cuerpo, es una cuestión de tiempo -como casi todo, por suerte o por desgracia. Y si no, siempre nos quedará el apocalipsis desde la Chana, ya me imagino el bar decadente desde donde podríamos contemplarlo, jeje...

rubén m. dijo...

MBI,

ese eco que convocas con tu doble pronunciación resuena también en mi teclado, y su silencio es tan generativo como el que modula tu blog, realmente hipnótico, lo enlazaré. Bienvenida sea tu intriusión en este cuerpo extraño, espero que se repita!

rubén m. dijo...

Adolfo,

no hay de qué, para eso estamos, para intentar convocar un poco de metralla y ver hasta dónde perfora los muros; gracias a ti por acercarte, es estupendo leerte por aquí.

abrazos

Portinari dijo...

Rubén, entre la anécdota de Kokoschka -la cual no ha corroborado Raúl (mecachis...:P)- y la de cómo has pasado tus días festivo-apocalípticos, se me viene a la cabeza una versión de este poema a golpe de suciedad acústica en todas sus versiones -cada cual con la suya jeje-. Luego de escucharla Stalker sí que le iba a sonar a himno fascista llevado a su máximo extremo.

Buen día ;)

Vertigen dijo...

Hey Rubén, pongo esto aquí que es el medio más rápido de contactar contigo que tengo. Felicitaciones de año nuevo de Alan y pormesa de novedades en breve. ¿Habrá disco de Recoil después de todo?

http://www.youtube.com/watch?v=5RGe-6fv6b8

rubén m. dijo...

Portinari,

pues sería interesante, jeje, una especie de antivillancico polifónico paranoide...

Buen día a ti también.

rubén m. dijo...

Vertigen,

no te preocupes, puedes usar este espacio como quieras, y más si es para traerme noticias de nuestro amigo Wilder. Ojalá que esas novedades sean un inminente disco de Recoil; cabría la posibilidad de que fueran el anuncio de un regreso a DM pero no tendría mucho sentido declararlo ahora... así que crucemos los dedos, el otro día estuve con "Liquid" y necesito una nueva dosis.